Flores monstruosas

Casati-style

El deseo de matar surge, en los seres humanos, junto con la necesidad de alimentarse y se funde con ella… éste deseo instintivo, que es la fuerza motriz de todos los organismos vivos, la educación lo incrementa en lugar de frenarlo, las religiones le santifican en lugar de maldecirlo; todo contribuye a que sea el pivote alrededor del cual rueda nuestra maravillosa sociedad…
La existencia puede ser un jardín de suplicios y las pasiones, los deseos, el egoísmo, las mentiras, las leyes, las instituciones sociales, el amor, la gloria, las religiones… son sus flores monstruosas: los horribles instrumentos del eterno sufrimiento humano…”
[Octave Mirbeau]

Mensaje de Cutting Edge:


Sé que tu corazón late con fuerza leyendo estas líneas. Es que necesitas entregarte a alguien que te ame y sientes que, por fin, lo has hallado. Seguiré siendo la convidada de tus sueños, esperando el inevitable momento en que nos encontraremos.


Era cierto: mi corazón latía como loco y no era sólo por el miedo… tenía la descabellada sensación de que Rita presidiera un irrenunciable mundo de misterios emocionantes y extraordinarios. Cutting Edge había seguido mis huellas en la Red y parecía atraída por mis cosas, se portaba de la misma manera que lo hacía yo: estudiando el cliente, o la víctima, de acuerdo con los puntos de vista… no era para nada discreta, quería que me diera cuenta de que le interesaba. Su atención era obsesiva, maniática… la de una perturbada que se movía en un mundo de chiflados criminales. Era consciente de cuanto fuera peligrosa, pero el temor incrementaba la sorda excitación morbosa: había entrado en un bucle en el que todo el mundo mataba a todo el mundo y el cerebro se soltaba de la realidad para huir a la locura; era como si toda aquella violencia me hiciera insensible e imprudente.

No contesté al mensaje pero entré en Pinterest, un network que, a través de las imágenes coleccionadas por el usuario, daba una visión general de sus preferencias, intereses y deseos. Yo lo utilizaba para el trabajo, como depósito de tendencias, fotos interesantes, inspiración y color. Era estúpidamente curioso de saber qué temas interesaban a Cutting Edge; le habían gustado las fotografías de Newton en blanco y negro, y las imágenes de algunos lugares encantadores en Colombia que ella, obviamente, conocía.

Había dejado un comentario en la foto de Isla Barú: “¿Estuviste allí?”

Sí, había estado en Colombia, un país hermoso y difícil, de los cuales recordaba sólo fragmentos de un pasado de inconsciente: sexo, Coca y alcohol… Colombia era un lugar donde se podía hacer dinero rápido con los tráficos, y perderlos incluso más rápidamente; se podía perder la vida también, si por eso, o la integridad mental. Cutting Edge había visitado el tablero de “Dark beauty” repleto de hermosas chicas sombrías, con piercing y tatuajes; puso “Me gusta” en un pezón con doble perforación en cruz, y también en algunas imágenes Neo Góticas de su agrado.

Finalmente compartió un tablero privado conmigo: con ropa elegante y accesorios para hombres, que tal vez ella pensaba hubieran estado bien para mí y que yo, por otra parte, nunca hubiera querido llevar. También había añadido algunos fragmentos de su vida: desde que era niña, pasando por la universidad, el ejercicio de la profesión médica… hasta una foto con Pepe Linares, frente a la catedral de Sevilla, donde parecían dos entrañables noviecitos. La gente suele simular la felicidad delante del objetivo…  como difiere la realidad de la ficción. Ella lo mataría la misma noche: la enésima víctima
de la maldita asesina en serie.

El panel también contenía ropa y accesorios que probablemente reflejaban su gusto austero y elegante: faldas ajustadas no demasiado cortas, medias brillantes, zapatos y sandalias con tacones altos, blusas transparentes, maquillaje y manicura perfecta. Los colores preferidos eran blancos, gris y especialmente el negro. Luego estaban bolsos, cinturones, pulseras… todo material de clase y bien diseñado. Tenía un cierto estilo de diva oscura: sobrio, fascinante, costoso… era como si dijera: “¿¡Lo ves!? Soy mujer de clase.”

¡Me importa una mierda de ti y de tu forma de vestir! Pensé con irritación. Estaba mintiendo a mí mismo: no pude retenerme de poner algún “Me gusta” en zapatos y ropa interior; sabiendo que de esta manera comenzaría una interacción con Rita Macrí… imaginé que me arrepentiría enormemente.

 

Marchesa Casati by Man Ray, donna con doppia pupilla

Marchesa Casati by Man Ray

 

La señora de estilo sobrio y riguroso, se deslizó de nuevo en mis sueños. Me desperté con la sensación de no haber dormido, acordándome de que había pasado toda la maldita noche contemplando Rita, vestida de luto, cruzando las piernas de una partea otra, mostrando las medias negras con ligueros y la ropa interior de encaje. Fumaba, sonriendo maliciosa… hubiera querido poseerla, pero ni siquiera podía mover un músculo, así que trascurrieron las horas en aquella absurda condición en plan: quiero, pero no puedo. Era un sueño con banda sonora: Black Roses de los Ikon; Rita cantó el estribillo que me gustaba mucho: “And in my dying hour She gives me black roses: En la hora de mi muerte ella trajo rosas negras.” Parecía divertida por mi impotencia y complacida por mi deseo.

Al final, por mi gran consuelo, apartó la manta de rosas negras que me cubría, se sentó en mi regazo y comenzó a frotarse, con transporte, sin hacer caso a las largas espinas que herían nuestras carnes.

“Te he matado amor y estamos a tu funeral, unidos en el dolor y la pasión, pero no te preocupes: aprovecharé de tu bizarra erección de agarrotado y te cogeré en el ataúd.”

Dicen que los necrófilos son unos enfermos que sueñan con tener relaciones sexuales con los muertos… me preguntaba como se podría considerar un muerto que deseaba ser poseído por su asesina.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s